Entradas de: La Caja de Pandora

2 meses en 4 partes

Martes, Febrero 19, 2008

- Cambiar de hosting es una pesadilla para usuarios “amateur”, no obstante es reconfortante darse cuenta que lo lograste aún si en un año habrás olvidado todo de nuevo. Conclusión: mantener este hosting más de un año.

- Existen relaciones de poder abusivas que duran años, meses o 48 horas. Relaciones que acaban en medio de un parqueo público, pero hacen sentirte libre.

- Existen personas maravillosas de las cuales no hubieses querido conocer su lado oscuro. Ahora solo recuerdas su lado bueno, pensando que lo otro nunca sucedió.

- La felicidad es un trato con el demonio que seriamente atenta contra este blog.

She II

Sábado, Noviembre 17, 2007

¡Missouri! Desde los trece años, aunque le mentiría, antes viví en New York, también New Orleans y Maine un par de meses. Mi segunda familia finalmente decidió Missouri.

Aunque mis canas son naturalmente gringas, yo nací en San José. Gonzalo nos dejó botados en un charral allá por Guadalupe, ni sé donde. Mamá había muerto de tuberculosis hacía un año, él encontró otra usted sabe… quien va querer cargar con tres niños cuando va empezar una nueva vida. Imagínese que camilo nació sietemesino y por ese hecho nunca lo reconoció. Nació con la cabeza abierta, llegó una tarde borracho le ha dado una patada a mamá en el vientre que le provocó el parto.

De aquel charral directo al orfanato como hasta los doce años, vendía cualquier cosa por la merced, por la catedral, en la avenida. Para nada porque Renato luego me pegaba unas tundas cuando llegaba, yo nada más le daba el dinero. Luego ellos vinieron por mi en el 62. Estudié inglés, me prepare para volver por Renato. No se puede olvidar un hermano, se fue conmigo como en el 80 con todo y sus hijos, pero Camilo costó más.

Uno haría cualquier cosa por un hermano, aunque ha tardado 15 años, ya estoy vieja y no puedo olvidarlo. Yo llegué acá en octubre sin saber ni donde podría estar él. Entonces me fui al mercado central con una foto hasta que alguien me dijo— ¡señora! El trabaja en la carnicería en el Borbón—No sabe lo que me ha dolido cuando lo vi ya tan viejo, cargando esas reses llenas de sangre en su espalda. Y desde ese día no he parado. Citas en la embajada, carreras en el registro, fe de bautismo, siga usted.

Hoy llegué a la embajada y la que me atendió se llamaba Milagro le digo—tengo mes y medio de estar esperando, no puedo esperar más por que mi familia está preocupada, necesito ver un cónsul. Vea como son las cosas, inmediatamente me dijo: su visa está lista, pase a las 3pm.

Entonces le dije a Camilo,– ¡por fin nos vamos! Lo que jamás pensé fue que mi marido nos puso en el vuelo del día siguiente. A son las nueve y como ve usted, yo como loca buscando a Camilo por todo Cristo Rey – déjalo todo allá yo tengo ropa. Llégate al hotel a las 5am—Si hubiera visto su cara, está todo emocionado.

Ya no tengo razones para volver. Pase por mi a las 6am.

She

Jueves, Noviembre 15, 2007

Su corazón es grande, como el océano pacifico. Va por montañas deslizándose tal neblina, suavemente sin angustias. El rocío baña delicadamente, no se atreve a entrar pero toca todo alrededor. Viaja cargada de aquellos recuerdos, transformando el triste pasado en una luz. Unos rayitos pegan cuando ella se deja ver, un calorcito sale de ella, se siente tan rico en estos fríos días.

White Chalk

Viernes, Septiembre 14, 2007

null

Sublime, elocuente, sutil, místico, introvertido, elaborado, brillante. Faltan las palabras.

White Chalk, PJ Harvey ¿podría ser el mejor disco de PJ?, es temprano para afirmarlo, habiendo llegado el disco al Internet un mes antes de su lanzamiento oficial. Es probable que sea mi disco favorito este 2007. Por muchas razones, pero sobretodo, porque refleja lo que personalmente ha sido este año.

Y todo lo que ya viví, lo sigo cargando

Domingo, Agosto 26, 2007

El camino de uno es siempre el más duro. Y nunca falta gente que lo asume y sin detenerse. Por eso la “crítica” de algún sector que se cree “alternativo” y “piensa” que Julieta Venegas vendió su música desde “Sí” es incapaz de opacar la forma en que Julieta brilla. La energía que trasmite, la gracia, el encanto natural que muchos pseudo artistas “indie” en boga se desean o se atribuyen y otro mar de pseudo “entendidos” en la materia escuchan (sin pagar por ella, claro). A Julieta poco le importa tocar frente a 50 que frente a 100mil. Ella tiene la capacidad de compenetrarse con pocos o muchos que entienden su música desde “Aquí” hasta “Limón y Sal”. Pero más disfrutamos quienes desde el primer disco hasta el último hemos seguido la carrera. Personalmente no reparo en abandonar un artista cuando produce música que no me gusta. No se puede negar que los dos primeros discos son diferentes a los dos últimos. Pero todos tienen la misma pasión y autenticidad, aunque el resultado allá sido diferente. Para mí eso tiene un valor, que se refleja en tu forma de ser. Julieta es fervor, ese delicioso que se contagia, que se pega. Puede ser la canción más melosa, más cursi o más abstracta; la seguridad y la forma de interpretarla resaltan la felicidad que ella refleja. Ese es el camino, el de uno, nunca el de los demás.