La (i)realidad costarricense

Enero 5, 2007

Con gracia y garbo El Financiero describe como el selecto grupo de tiquillos que ha encontrado el éxito en la pujante, creciente y desigual economía costarricense de los últimos años, gasta sus billetes en lujos y delicatessen. Para cerrar, con confidencialidad, algunos privilegiados revelan las extravagantes formas de gastar ese dinero que estorba cuando se derrama de los bolsillos.

No hay novedad en la noticia, pero no quería pasar por alto la oportunidad de advertir sobre el rumbo de la globalizada Costa Rica. Dicen que podemos vivir con un grupillo de riquillos en tanto el resto de nosotros tengamos algo para sobrevivir. Se equivocan, lo que hacía de este país una “Suiza”, se está convirtiendo en una trampa de la inquietante irrealidad.

3 respuestas

  1. iyorch dice:

    todos gastamos :)

  2. Julia dice:

    Estamos muy separados, muy segmentados, muy divididos, muy polarizados…muy alienados, muy incomunicados.
    Es triste pero ES.
    y hay que pensar qué se hace, lo primero es lo que hacés: reconocer el problema. Lo segundo es iintentar hacer algo.

  3. manuch dice:

    Sí! y a la vez creo que hay como un sector de la población realmente indiferente ante esa realidad, como dije, creo que tiene consecuencisas nefastas.

Escriba su comentario