Divorcio

Enero 14, 2009

Debido a serios problemas de comunicación, no habrá más mala praxis. Después de dos años este blog y su autor se divorcian. Sí alguna vez disfruto este oscuro paraje, ojalá su paso haya sido entretenido.

No todo es el fin, queda una ventana abierta a explorar algunos
Pasajes Oníricos.

Ansiedad

Noviembre 18, 2008

Estaba en aquel parque temático donde supuestamente hay animales, aunque no recuerdo haber visto ninguno. Casualmente no había filas para entrar a ninguna atracción. Entré a una en particular que involucraba video. La instalación para la fila era rara, como madera, palos bambú. Luego ingresaba por un largo pasillo donde las paredes eran rojas y altas, en la mitad había un muro, me recordaba un lugar en el que había estado en el 2005. El muro a la mitad me llegaba como al pecho. Iba caminando con un grupo desconocido de personas. Alguien salió a darnos instrucciones: tenías que desinfectar la ropa con una especie de esponja azul que estaba dentro del muro, eso era parte del “juego”. Todos lo hicimos. La tomé con mi mano y la pasé por todo el cuerpo. Seguidamente entramos a un cuarto que era un poco más pequeño pero con paredes más altas. En todas las paredes había pantallas enormes y sillas donde sentarse. Alguien entró tarde tratando de forzar la puerta por lo que fue amonestado. Entonces se encendieron las pantallas y alguien dio instrucciones: el juego se trata de identificar a qué momento de la historia de Costa Rica se relaciona el video. Extrañamente me pareció muy divertido. Entonces, empezaron a salir imágenes de jugadores de futbol que iban a través de campos y montañas. Era una sensación incoherente entre la dimensión de la persona y el tamaño de las montañas, eran gigantes, aunque tenía sentido. Inmediatamente pensé en el mundial de futbol Italia 90, pero no dije nada. Entonces desperté.

6:10am

Susurras esperanza

Octubre 24, 2008

null

IaDa

Octubre 13, 2008

IaDa iba una mañana cualquiera a su escuela. Bajo el sol, sonriente y con la frente en alto, su blanca piel fácilmente se enrojecía cuando agitada corría para no llegar tarde. Siempre pasaba por el mismo trecho, el mismo viejo puente, bajando y subiendo el cerro embarrialado por donde había un ojo de agua. Era un hermoso rincón lleno de mariposas, grillos y flores. En las tardes el tiempo se le iba admirando su reflejo en el agua que brotaba. IaDa sabía que no debía tocar ni beber de ahí. Pero un día la sed y la curiosidad fueron más grandes. Frías bajaban las gotas por su garganta mientras con los ojos cerrados ella soñaba con torrentes que caían al mar y se perdían sin fin el horizonte.

A los días empezó a notar que el caudal del ojo disminuía, hasta que un día se secó por completo. IaDa comenzó a extrañar como se reflejaba su rostro en el agua. Aquel lugar donde solía encontrase a sí misma se había convertido en un hueco de tierra sin vida. Comenzó a sentir que el mundo sin su reflejo no tenía sentido. Entonces una tarde decidió aventurarse, se adentró en la espesa maleza de la selva en busca de otro ojo. Caminó tantas horas que se dio cuenta que estaba perdída. No sabía como regresar. Frustrada en su desolación nunca regresó. En la angustia por volver, IaDa perdió más que su reflejo, se perdió para siempre a si misma.

Sequía

Octubre 7, 2008

Definitivamente sequía. Tiempo seco de larga duración. La tierra absorbe la humedad, el viento fractura el camino. Parajes desérticos y secos. De ahí, hoy no es tan difícil transitar desoladamente, y tampoco importa hacia donde. En el sueño escuchaba galopar caballos blancos, de repente Alicia preguntó:

¿Me podrías indicar, por favor, hacía donde tengo que ir desde aquí?

Eso depende de a dónde quieras llegar— contesto el Gato.

“ A mí no me importa demasiado a dónde…” empezó a explicar Alicia.

“En ese caso da igual hacia dónde vayas”, interrumpió el Gato.

“…siempre que llegue a alguna parte”, terminó Alicia a modo de explicación.

“ ¡Oh¡ Siempre llegarás a alguna parte” dijo el Gato, “si caminas lo bastante”.